Surface Go 3, análisis en vídeo

La opción con Windows 11 más económica de Microsoft

MicrosoftTabletsPortátiles

Actualizado el

Surface Go 3, análisis en vídeo

Os traemos hoy un convertible, algo que no solemos tocar mucho, pero que son dispositivos interesantes y que quizás no han acabado de despegar como esperábamos. Pero bueno, no adelanto nada y vamos a hablar de la Surface Go 3

Lo primero y antes de nada, al hablar de esta Surface Go 3 contar un poco qué es y cual es el concepto del producto. Esto es una tableta convertible o un portátil convertible, como queráis llamarlo, al final es lo mismo visto desde los dos posibles puntos de vista. Lo normal sería el concepto tableta que se puede convertir en un portátil, porque es como está fabricada en primera instancia.

Este es un producto que está orientado a este doble uso, y que tiene sentido cuando se añaden parte (o todos) sus periféricos, en especial el teclado, pero ya hablaremos más adelante de eso. En este caso es la opción más económica del catálogo de Microsoft dentro de las tabletas convertibles, tiene opciones más potentes y para otro tipo de usuarios.

Hablando ya de esta Surface Go 3, tenemos que comentar que vemos un buen diseño, es un dispositivo bonito y bien fabricado. Está construido en una aleación de magnesio y es bastante compacto y ligero, 245 x 175 x 8,3 mm de tamaño y 544 gramos de peso.

Surface Go 3

Uno de los detalles que hace diferente a esta Surface Go 3 respecto a otros productos es que tiene un pequeño elemento en la zona trasera que nos permite el uso directo encima de una mesa, ya sea para usar un teclado o para dibujar en ella. Como siempre muy bien este añadido de la "pata trasera" de la Surface que ya se ha convertido en imagen de marca.

Los accesorios de esta Surface Go 3 son el punto diferencial, no tanto quizás el Surface Pen, un lápiz que funciona bastante bien y que es imantado, para que no tengamos problema de perderlo. El que sí que es diferencial es la funda-teclado, el Type Cover, disponible en diferentes colores, nos da la opción de que sea una tableta convertible, porque sino es solo tableta y nos ofrece un teclado y un trackpad.

Vamos a pasar ahora al hardware, y sinceramente aquí empiezan un poco las malas noticias. En este caso las pruebas que nosotros hemos hecho han sido sobre una versión intermedia de la Surface Go 3. Hemos probado el procesador Penitium Gold 6500Y, la versión con 8 GB de RAM y el disco duro de 128 GB de tipo SSD.

Surface Go 3

Este mismo procesador está disponible en dos capacidades de memoria RAM, hay versiones con 4 GB y con 8 GB de memoria RAM. Y también dos versiones de almacenamiento, una con 64 GB de tipo eMMC (la cual descartaría por completo) y otra con 128 GB de disco duro SSD, para mí el mínimo exigible por almacenamiento y rendimiento. También hay versiones con el procesador Intel Core i3 de última generación, aquí la cosa empezaría a cambiar.

Con la versión que hemos probado, el rendimiento es mejorable, no podemos decirlo de otra manera, la experiencia no es del todo fluida, y si pasa esto en la versión intermedia, la básica tiene que ser realmente complicada para algunas acciones. Tenemos una sensación de lag y poca velocidad constante para casi todo lo que hacemos. Es una pena la verdad.

Si hablamos de la autonomía, hemos visto una cosa bastante curiosa, sabemos que cambia mucho en función del uso, pero si el fabricante habla de una autonomía de 11 horas, nosotros hemos estado bastante lejos de eso en algunos casos. Sabemos que esto llevado a la realidad siempre es inferior, pero en estos casos hay reportes de menos de 4 horas de uso por parte de algunos usuarios sin acciones exigentes.

Surface Go 3

Llegados a este punto, lo mejor del hardare de esta Surface Go 3 es la conectividad. Ofrece Wi-Fi, Bluetooth 5.0, NFC, Surface Connect, Jack de 3,5 mm y slot para tarjetas microSD

Y ahora vamos a lo importante de esta Surface Go 3, y lo que la hace diferente a todas las demás tablets del mercado, y no es otra cosa que su sistema operativo. Aquí no tenemos iPadOS, ni Android, tenemos Windows 11, con toda la potencia que eso supone para tener una tableta más funcional y que permita trabajar o estudiar con ella.

No me puedo olvidar que viene con Microsoft 365 preinstalado, y ahí está el truco, tener todas las opciones que tienes en versiones de escritorio de programas de texto, diferentes aplicaciones y diferentes opciones para instalar programas y aplicaciones de la Microsoft Store, le dan un punto extra.

La verdad es que Windows 11 es un buen sistema operativo, la renovación le ha sentado bien, con nuevas opciones y una mejor interfaz. El problema es que Microsoft prometía mejor rendimiento, y en este terminal no funciona todo lo bien que podríamos pensar.

Surface Go 3

Respecto a los apartados multimedia, la Surface Go 3 tiene una pantalla de 10,5 pulgadas de tipo Pixel Sense Display. Un panel con resolución FullHD y un ratio 3:2, lo más habitual en portátiles. Dispone de Gorilla Glass 3 y es un panel táctil, sino no sería una tableta, ¿no?.

En definitiva, una pantalla correcta, pero sin grandes alardes. No tenemos nada que sea sobresaliente, los colores están bien le falta un poco de brillo para algunas situaciones y los ángulos de visión tampoco son los mejores.

Cuando hablamos del sonido, pues también es correcto, tampoco sorprende, cuenta con 2 altavoces estéreo de 2 W y también tiene 2 micrófonos. Suficiente para alguna vídeollamada y para escuchar alguna película, no te sorprenderá ni muchos menos la calidad de su audio. Como ya hemos comentado, tenemos salida de audio Jack de 3,5 mm.

Surface Go 3

Antes de hablar del precio y las conclusiones, comentar que teiene una cámara delantera de 5 megapíxeles, correcta, pero que es compatible con Windows Hello, lo que nos permite desbloquear la tableta con la cara. Y también tiene una cámara trasera de 8 megapíxeles, con vídeo en FullHD, suficiente para escanear algún documento y alguna foto puntual.

La Surface Go 3 más económica tiene un precio de 439 euros, pero ya os hemos comentado que descartamos esa versión, las interesantes empiezan sobre los 550 euros. Y si queréis el top, tableta con teclado y el mejor procesador disponible nos vamos hasta los 808 euros, y ahí la cosa ya se pone más difícil.

Opinión del editor

La opinión del editor

Y un poco como resumen, por un lado lo más positivo, nos gusta la idea, es un gran concepto, esta idea del convertible funciona muy bien para muchos usuarios, es una tableta muy llevable y ligera que cuenta con buenos accesorios y toda la potencia de Windows 11. Pero por contra, tenemos un rendimiento mejorable incluso en acciones del día a día y tenemos que reconocer que la batería es mejorable para un producto muy orientado a la movilidad.

¿Buscas los mejores dispositivos?

Únete a la comunidad de Compra Smartphone

Recibe los mejores contenidos y ofertas sobre teléfonos y tecnología, directamente en tu bandeja de entrada.

También te puede interesar

  • Las mejores tablets para la vuelta al cole

    Las mejores tablets para la vuelta al cole