Relojes inteligentes vs relojes conectados, ¿qué son y en qué se diferencian?

No todos los "relojes inteligentes" que vemos son iguales, te contamos las diferencias

WearablesSmartwatches

Actualizado el

Relojes inteligentes vs relojes conectados, ¿qué son y en qué se diferencian?

Pues te vamos a contar las diferencias entre lo que para nosotros es un smartwatch y para nosotros es un reloj conectado. No quiero decir que sea cierto, y que sea así al 100%, solo es lo que vemos nosotros dentro de nuestro uso y experiencia

Sé que va a ser un artículo quizás polémico para algunos, porque voy a hablar de diferentes productos, y de todos voy a hablar mal en parte, no porque odie a todos los productos, sino porque es evidente que hay diferencias entre productos que no son el mismo tipo y que cada uno tiene sus ventajas, y eso no deja de ser un problema para los que no las tienen.

Hoy voy a hablar de los relojes, los relojes con carga tecnológica, después de haber probado y tenido, pulseras de actividad, relojes con muchas funciones, relojes híbridos, relojes con pocas funciones, con diferentes sistemas y hasta de diferentes formas, pues puedo sacar un resumen para que sepáis cuál es el dispositivo que más se adapta a vosotros, y en especial, qué los diferencian, porque claro, son diferentes.

Mi división: "relojes conectados" vs smartwatches

Apple Watch

Nos hemos acostumbrado a llamar a todo smartwatch, y está bien hasta cierto punto. Si los comparamos con nuestros antiguos relojes de pulsera, pues claro que son inteligentes, muy inteligentes me atrevería a decir, son capaces de hacer algo más que dar la hora, pero hay vida más allá de eso.

En este caso vamos a explicar un poco las diferencias, y aunque en realidad deberíamos marcar tres opciones, dos de ellas pueden "convivir" dentro del mismo tipo, y así no volvemos loco a nadie. Después cuando hable de cada uno, explicaré algo más para que tengáis claro cual es esa subdivisión que podemos hacer. Sí, esto ya se complica, y aquí no voy a hablar tanto de sistemas operativos y esas cosas, que daría para otro artículo por separado.

Amazfit GTR 3

Por un lado tenemos esa parte de "relojes conectados", los más habituales en muchos casos, hay un mayor número de ellos y son más vistos por las estanterías de las tiendas y las ofertas de las webs. Son productos que necesitan un smartphone para hacer la mayor parte de las acciones y que podemos decir que son más sencillos y baratos.

En el lado opuesto de esta balanza, tenemos los dispositivos que son autónomos, con más o menos capacidades, pero tienes con ellos ciertas capacidades de realizar más acciones, sin la necesidad de llevar el smartphone encima, de ahora en adelante a estos los llamaremos smartwatch o relojes inteligentes.

Relojes conectados

Huawei Watch GT 3

Vamos a explicar ahora un poco más cuáles son sus características y vamos también a poneros algunos ejemplos de los usos y funciones más comunes y de sus características más olvidadas (aunque no tanto porque es lo que define en muchos casos a los smartwatch).

  • Control de la actividad física: es uno de los puntos fuertes de estos dispositivos, y casi la principal razón de ser, podemos decir que un "reloj conectado" es una pulsera de actividad vitaminada o una pulsera de actividad con forma de reloj, estos serían los más simples, más populares y más baratos, como por ejemplo el Amazfit GTS.

  • Sensores: aquí tenemos otro punto que los empieza a diferenciar de las pulseras de actividad, no es siempre, no vale para todos los modelos y no es algo que sea definitivo, pero sí que es cierto que se empiezan a ver ciertas diferencias. Ya es normal que tengamos monitor de pulso cardíaco, y la medición de oxígeno en sangre empieza a estar en algunos modelos. Vemos también GPS, barómetros y puede que alguna cosa más.

Amazfit GTR 3
  • Vinculación mínima con el smartphone: hemos dicho que estos relojes conectados, necesitan un smartphone para muchas cosas, esa dependencia hace que su intercomunicación sea importante, pero curiosamente también es menor. Muchos de estos modelos pueden hacer pocas cosas, y tienen poco control. Por ejemplo, pueden rechazar una llamada, pero no contestarla (depende del modelo), pueden controlar la música, pero no iniciarla. También pueden mostrar notificaciones, pero no pueden ni contestarla, ni rechazarla en el teléfono. Algunos ofrecen algo más, como los modelos GT de HUAWEI.

  • Gran duración de batería: como son dispositivos tan simples, no tienen grandes requerimientos, esto provoca que las necesidades energéticas sean menores, y esto provoca que tengamos autonomías que pasan de la semana y se acercan en algunos casos a los 20 días de uso. Al final detalles como la vinculación continúa con el smartphone, tener micrófonos activos o altavoces, marca muchos de estos puntos. Cualquiera Amazfit GTR por ejemplo es una clara muestra de esto.

HUAWEI Watch GT 3

Para acabar, comentar un detalle, estos "relojes conectados" son los que se dividen, y los que muestran dos tipos de modelos a tener en cuenta. Por un lado, lo que vemos como algo más tecnológico, pantalla táctil, botones, una interfaz que vendría a ser un mini smartphone.

Y por otro lado, modelos híbridos, por ejemplo Skagen hace relojes que parecen el reloj de toda la vida, pero que tiene una serie de menacismos internos que permiten su vinculación con el teléfono, te permite monitorizar pasos y actividad física o te avisa de notificaciones. Esta es una ventaja por todo lo que permite siendo quizás más bonito y adaptado a la moda para algunos. También podríamos hablar de modelos híbridos entre reloj conetado y smartwatch, pero intentaremos definir mejor la línea para que no pase eso.

Smartwatch

Apple Watch

Ya hemos visto algunas de las características fundamentales de los relojes conectados, y ahora vamos a ver los extras de los smartwatch frente a ellos. No quiere decir que algunas de estas funciones concretas no nos las podamos encontrar en "relojes conectados", aunque no es lo habitual, aquí hablamos más de autonomía y funciones, como una mezcla de varias cosas, la suma de funciones hace un smartwatch, pero no por tener algunas un reloj conectado, lo convierte en tal. Lo vais a entender perfectamente.

  • Control de las notificaciones: esto es uno de los primeros apartados a tener en cuenta entre un smartwatch, como por ejemplo el Samsung Galaxy Watch 4, y un "reloj conectado" como es el HUAWEI Watch GT 3. En el primer caso podemos interactuar con las notificaciones, eliminándolas, contestándolas en muchos casos o viéndolas de manera completa. En el segundo caso, a veces tenemos información parcial y no podemos hacer nada más que verlo.

  • Acciones autónomas: aquí cambia bastante entre el tipo de producto, lo que pagues por él, el sistema operativo que use o la gama que sea, pero desde poder pagar con el reloj, hasta ser un sustituto completo, con el cual poder llamar, realizar búsquedas con el asistente, navegar o escuchar música, gracias a los modelos 4G/LTE.

Samsung Galaxy Watch 4
  • Control y uso constante: todo esto lleva asociado un control constante del smartphone o de los propios servicios gracias a las conexión Wi-Fi, Bluetooth o 4G/LTE. Esto es positivo desde el punto de vista de que todo está sincronizado y vinculado, pero es un problema si miramos la autonomía, que en estos casos no suele ser superior a los dos días, fíjate las diferencias.

  • Todo lo de los anteriores: esto lo añado por si no estaba claro, la mayor parte de estos relojes inteligentes tienen todo lo que tienen los "relojes conectados", y no solo es que lo tengan, sino que mejoran lo básico a nivel de funciones deportivas y sensores. Por ejemplo, vemos que el electrocardiograma empieza a ser habitual en la gama alta, un extra para los smartwatch que inicio el Apple Watch.

Apple Watch

Por esta parte tenemos diferentes opciones y alternativas en función del sistema operativo, el dispositivo al que se conecta o el fabricante. WearOS y WatchOS son los dos sistemas más completos, aplicaciones de terceros propias y autónomas que no necesitan del smartphone, pagos directos desde el smartwatch y muchas otras cosas más.

Estos productos son más caros, y es evidente que no son para todos los usuarios, habrá gente que no necesite toda esa información en su muñeca, y al que todo eso le resulte abrumador, con cosas más simples, vive más tranquilo.

Ventajas e inconvenientes

Amazfit GTR 3

Creo que ya quedan un poco expuestas en los apartados anteriores pero vamos a resumirlas y condensarlas un poco en frases cortas para que todo quede más claro

  • Relojes conectados:
  1. Más autonomía: esto es lo primero y fundamental, una media de entre 7 días y 10 días, frente a dispositivos que rara vez llegan a los 2 días.

  2. Más pequeños y compactos: esto cambia mucho en función de los sensores que tenga el dispositivo, el diseño, la pantalla y la batería, pero por lo general son dispositivo más pequeños y ligeros, y eso se agradece.

  3. Menos intrusivos: uno de los problemas de los smartwatch puede ser la cantidad de notificaciones y elementos que tienes a tu alrededor que hacen ruido y vibran. Menos es más.

Samsung Galaxy Watch 4
  • Smartwatch:
  1. Muchas más funciones: podemos pagar mediante NFC, tener música en ellos, iniciar aplicaciones de nuestro dispositivo, e instalar apps mucho más completas.

  2. Autónomos: no neesitas en muchos casos un smartphone para hacer muchas cosas, y para mí eso es clave, puedes salir a dar un paseo con él y nada más. Puedes pagar, escuchar música con los auriculares y hasta llamar.

  3. Más útiles: al final una de las cosas que siempre me pasa cuando pruebo un "reloj conectado" es que tengo el problema de que no puedo contestar un mail rápido, o borrar una notificación que no me interesa, con un smartwatch sí. Un "OK" en WhatsApp a tiempo puede salvar una relación.

Conclusiones

Apple Watch 4

No voy a ser yo el que te diga qué te tienes que comprar, tienes que ser tú el que decida qué tipo de usuario es y cúal de los dos dispositivos le encaja mejor dentro de lo que necesita o quiere para su día a día.

Yo tengo claro qué tipo de usuario soy, y cada vez que pruebo un smartwatch nuevo, una pulsera de activada o un "reloj conectado", lo tengo más claro, para mí, ver notificaciones importantes y poder borrar correos, contestar a mensajes de WhatsApp o poder programar citas en la agenda, es clave, yo soy usuario de smartwatch.

PD: lo de pagar ni lo pongo, porque ahora mismo se me ha roto el smartwatch y no tengo nada, y solo puedo decir que lloro cada vez que tengo que sacar el teléfono para pagar con tarjeta. Para mí, un obligatorio.