iPhone 13 vs iPhone 13 Pro: ¿cuál es mejor?

El modelo estándar suele ser la compra recomendada, pero en este caso quizás la cosa cambia

Actualizado el

iPhone 13 vs iPhone 13 Pro: ¿cuál es mejor?

Siempre hemos tenido una respuesta fácil para recomendar un iPhone para la mayor parte de usuarios, pero quizás este año la cosa ha cambiado y la respuesta no es tan directa como podemos pensar entre el modelo estándar y el modelo Pro

Parecía que esta pregunta tenía siempre una respuesta fácil, siempre ha sido una de las más fáciles de responder dentro de las más habituales cuando se trataba de hablar de los iPhone. Pero quizás este año no sea tan fácil, las cosas han cambiado viendo lo que son capaces de ofrecer los dos nuevos dispositivos y las diferencias que existen entre ellos en esta última versión.

Vamos a plantear de una mañanera sencilla las diferencias, ventajas y similitudes del iPhone 13 y del iPhone 13 Pro, para que así sepas si es mejor uno o el otro para ti. Vamos con los datos más importantes y los elementos que debes de tener en cuenta antes de lanzarte a comprar uno de los dos:

Diseño

Respecto a lo que vemos apenas hay diferencias. Son dos dispositivos que se parecen mucho, mantienen el mismo tamaño, pero la verdad es que si te paras a mirar y los tocas pues sí que se aprecian diferencias en los acabados. Por un lado en el iPhone 13 tienes unos cantos planos con un acabado mate y una trasera brillante. Por otro en el iPhone 13 Pro esto se invierte, los cantos son brillantes, mientras que la trasera es la que tiene el acabado mate.

Esto no es solo un hecho visual para diferenciarlos, que también sirve como tal, sino que además es un detalle que marca la fabricación de los dos dispositivos. Por un lado tenemos el acabado mate del iPhone 13, que es una aleación de aluminio, y por el otro tenemos el acabado brillante del iPhone 13 Pro que es acero inoxidable acabado pulido.

Diferentes sensaciones en la mano de los cantos y también de las traseras y un cambio importante, y es que el acero inoxidable es un material más premium que el aluminio, y eso conlleva una sensación superior, un dispositivo más caro de fabricar, y también un smartphone más pesado, mientras el iPhone 13 pesa 174 gramos, el iPhone 13 Pro se va hasta los 203 gramos. Hablamos de casi 30 gramos de diferencia entre los dos, casi un 15% más de peso.

Pantalla

La gran diferencia que tenemos entre los dos dispositivos. Si hay alguna razón por encima de otra de escoger el iPhone 13 Pro por delante del iPhone 13 sin ninguna duda es esta. Aquí es donde hay más diferencias palpables para el usuario de a pie y que se notan en el día a día, mucho más que en el diseño o el rendimiento o las cámaras.

En ambos casos tenemos una pantalla de tipo OLED de 6,1 pulgadas y resolución FullHD+, pero las similitudes se acaban ahí, y desde ese primer momento tenemos una experiencia que no tiene nada que ver entre los dos dispositivos. En el iPhone 13 tenemos un panel con una refresco de 60 Hz y un brillo máximo de 800 nits. Podemos decir que está un paso por detrás de lo que vemos en la gama alta, pese a ofrecer una muy buena experiencia.

Por el otro lado tenemos el iPhone 13 Pro, con una tasa de refresco de 120 Hz y un brillo máximo de 1000 nits. Siendo así un panel que en situaciones complicadas se verá mejor y que aprovecha toda la capacidad gráfica que tiene el procesador y el sistema operativo, para ofrecer una experiencia más fluida, transiciones más limpias y en definitiva una mejor sensación de uso.

Rendimiento

La verdad es que muchas veces nos fijamos en los datos por encima de todo, qué dispositivo tiene más memoria, más potencia, más batería, pero en este caso no podemos fiarnos de esos datos, ni para un sitio, ni para el otro. Si hablamos del iPhone 13 tenemos 4 GB de memoria RAM y 3240 mAh de batería. Por el iPhone 13 Pro tenemos 6 GB de memoria RAM y 3125 mAh de batería.

Por un lado podemos pensar que el iPhone 13 es mejor a nivel de autonomía, tiene menos potencia y una pantalla menos brillante, con lo cual si además tiene más miliamperios, pues debería funcionar mejor. Pues no es así. La tasa de refresco variable del iPhone 13 Pro hace que tenga un consumo energético mejor siendo más eficiente en los momentos en los que puede bajar la velocidad de la pantalla, ofreciendo un consumo menor.

Si miramos la memoria RAM podemos intuir que el iPhone 13 Pro va a ser mejor, que lo vamos a notar algo más fluido, y la verdad es que no es así. Cualquiera de los dos dispositivos se mueve de maravilla, y la verdad es que apenas noto diferencias entre los dos en el día a día (más allá de esa tasa de refresco que le da un extra de fluidez, que no velocidad)

Cámaras

Otro de los apartados donde sí, hay diferencias entre los dos dispositivos. Aquí tenemos dos cámaras en la zona trasera del iPhone 13, por las tres cámaras que tenemos en el iPhone 13 Pro, pero no es solo cosa de cantidad, sino también de calidad.

Las cámaras del iPhone 13 Pro son más grandes, más luminosas y más versátiles, pero como avisé antes hablando de la pantalla, el usuario no entrenado no verá grandes diferencias en el 75% de las fotografías. Si haces fotografías en buenas condiciones de luz, te aseguro que ni te vas a enterar de si las estás haciendo con el iPhone 13 o el iPhone 13 Pro.

Si hablamos de usar en situaciones complicadas el gran angular o de aprovecharte de tener ese extra del teleobjetivo que tenemos en el iPhone 13 Pro, pues claro que ahí vamos a notar ese avance respecto al modelo normal.

Conclusiones

Compra Smartphone

En los últimos años siempre hemos dicho que la versión normal del iPhone era la compra recomendada, cuando hablábamos del iPhone 12, teníamos claro que la versión estándar era mejor que el modelo Pro. No había casi diferencias ni en diseño, ni en pantalla, y las diferencias en las cámaras eran menores, la batería era casi igual y costaba 200 euros más, solo valía la pena si los 64 GB del modelo base eran cortos, porque te acercabas mucho al precio del Pro.

Pero este año la cosa es muy diferente, sigue costando unos 200 euros más, pero aquí nos encontramos más diferencias entre los dos modelos. Es cierto que en el diseño no tenemos casi diferencias, el que diga que le gusta más el acero inoxidable en vez del aluminio, pues bien, es un material más caro aquí, pero no sé si es mejor, el aluminio tiene muy buenas propiedades en algunos aspectos, incluido la ligereza.

La cosa cambia cuando vamos a los demás apartados, ahí no hay duda. Tenemos mejor pantalla, y se nota bastante, mejor batería, y se percibe en el día a día si consumes mucho multimedia y también tenemos mejores cámaras. Tres apartados que para mí son claves, y por los cuales creo que este año 2021 el dispositivo indicado es el iPhone 13 Pro por delante del iPhone 13.

¿Buscas los mejores dispositivos?

Únete a la comunidad de Compra Smartphone

Recibe los mejores contenidos y ofertas sobre teléfonos y tecnología, directamente en tu bandeja de entrada.

También te puede interesar

  • iPhone 13, análisis en vídeo

    iPhone 13, análisis en vídeo

  • 4 claves del iPhone 13 Pro

    4 claves del iPhone 13 Pro

  • iPhone 13 Pro, análisis

    iPhone 13 Pro, análisis

  • Las 4 claves que debes conocer del iPhone 13

    Las 4 claves que debes conocer del iPhone 13