PlegablesSamsung

Samsung Galaxy Z Fold3 o Samsung Galaxy Z Flip3, ¿cuál me compro?

Si lo único que quieres es un plegable en tu vida, aquí sabrás cuál te debes comprar

Rubén Ulloa
Rubén Ulloa

Rubén Ulloa

TwitterTwitter
Samsung Galaxy Z Fold3 o Samsung Galaxy Z Flip3, ¿cuál me compro?

¿Qué plegable me compro? Pues aquí te respondemos a esa pregunta tan difícil. Si solo sabes que quieres un dispositivo de este tipo, porque te apetece tener lo último de lo último, te contamos las diferencias fundamentales entre los dos nuevos terminales de Samsung

Hace un par de días se presentaron los nuevos Samsung Galaxy Z Fold3 y Samsung Galaxy Z Flip3. Los nuevos plegables de Samsung para este año 2021. Esos que supuestamente vienen a canibalizar la gama Note, que este año no ha sido presentada, y que se sitúan como dos de los tres dispositivos más caros de todo el catálogo del fabricante coreano.

Llegados a este punto, puedes dudar un poco en cuál comprar de los dos. Quizás quieres lo último en tecnología, pero no tienes preferencias por un tipo de terminal o el otro. Así que te voy a intentar contar con algunos puntos clave sus diferencias.

Factor de forma: un huevo y una castaña

No quiero decir que sean un huevo y una castaña estos dos nuevos Samsung Galaxy Z, sino que se parecen como tal. Si somos sinceros aunque los dos son plegables, su factor de forma no tiene nada que ver. Mientras uno se pliega en un eje vertical, el otro lo hace en un eje horizontal. Uno es un como si fuera un libro y el otro podemos decir que se trata más de una cartera -no se me ocurre nada que se pliegue en ese eje, lo siento-.

Poco o nada tienen que ver en esencia, ni físicamente se parecen. No se asimilan el uno al otro cerrados, tampoco abiertos, solo tienen una cosa en común, su bisagra. El resumen sería, uno es un dispositivo grande que se hace enorme al abrirlo, y el otro es un dispositivo de la mitad de tamaño que el anterior, que se hace igual al primero cuando está cerrado. Dos conceptos diferentes con un solo punto en común, la pantalla flexible.

Quería dar un vencedor en cada apartado, pero es complicado en esta situación. Porque es algo que depende mucho más del uso personal de cada usuario, y no tanto de una respuesta universal. Pero si hablo de lo que a mí me gusta, sin duda, el Samsung Galaxy Z Flip3 me parece un dispositivo más para el día a día y mucho más apto para un público más amplio.

Pantallas: misma tecnología, diferente filosofía

Samsung Galaxy Z Flip3

Sí que es cierto que cuando vemos las pantallas principales -y la exterior del Fold- de los dos modelos vemos tecnología Dynamic AMOLED 2X. Esto quiere decir que son pantallas de LTPO con hasta 120 Hz de tasa de refresco. Pero en realidad esas tres pantallas no tienen mucho en común.

Hablando de la pantalla exterior, en el lado del Samsung Galaxy Z Fold3 tenemos una pantalla de 6,2 pulgadas, que es 100% usable para casi cualquier acción, es una pantalla de un smartphone de gama alta del año 2021 -podría ser perfectamente el panel del Samsung Galaxy S21-. En el Samsung Galaxy Z Flip3, tenemos un panel exterior de 1,9 pulgadas, una pantalla para controlar pequeñas funciones y revisar novedades. Por ejemplo, parar la música o revisar de quién es un mensaje. Dos conceptos totalmente diferentes.

Cuando nos vamos al interior, la cosa sigue igual de dispar. El Samsung Galaxy Z Flip3 tiene una pantalla muy vertical de 6,7 pulgadas, podemos decir casi perfecta para usar con una mano, algo cómodo para navegar y contestar mensajes. En el Samsung Galaxy Z Fold3 tenemos una pantalla de 7,6 pulgadas, de forma rectangular, muy grande, y pensada para un uso calmado y reposado.

Esto tiene que ser un empate técnico, porque en realidad la única diferencia es esa parte de uso que permite hacer el Samsung Galaxy Flip3 cerrado, un dispositivo más pequeño, pero ya lo valoré positivamente antes. Y además, por contra, el Samsung Galaxy Z Fold3 te permite hacer el 100% de las acciones con el dispositivo cerrado como si de un terminal estándar se tratase.

Cámaras: innovación y un teleobjetivo

Samsung Galaxy Z Fold3

Quizás sea el apartado que más claro es de ver las diferencias/ventajas de un dispositivo frente al otro.

Por un lado tenemos el tres cámaras que son iguales. Los dos dispositivos montan el mismo sensor gran angular de 12 megapíxeles con las mismas características, la misma cámara ultra gran angular de 12 megapíxeles y la misma solución para la zona delantera de 10 megapíxeles.

Los cambios vienen en el teleobjetivo y en una cámara bajo pantalla que tiene el Samsung Galaxy Z Fold3. Mientras en la cámara bajo pantalla no creemos que haya nada destacable, más allá del hecho que eso supone una innovación en el catálogo de Samsung, y eso es de valorar. Por contra, sí que vemos que ese teleobjetivo puede ser un factor diferencial para los amantes de la fotografía. Dicho esto, ojo a las conclusiones que sacaré más adelante.

Aquí no hay duda, el Samsung Galaxy Z Fold3 es un dispositivo superior. El precio tiene que justificarse en algún sitio más que la pantalla grande, y es el lugar donde esos euros extra se agradecen. La única diferencia es un teleobjetivo, porque en realidad ese sensor bajo pantalla será testimonial.

Consumo multimedia: poco hay que decir que no se diga solo

Samsung Galaxy Z Flip3

La verdad es que creo que es un apartado que quizás no tiene tanto sentido desde el punto de vista de tener que explicar nada. Al final creo que es más que evidente la diferencia entre un dispositivo pequeño y compacto con una pantalla muy alargada de 6,7 pulgadas, y un terminal grande con un buen sistema de altavoces estéreo y una pantalla de 7,6 pulgadas.

El que quiera un plegable para aprovechar al máximo sus benecificios como dispositivo compacto, y así poder llevar más pantalla en una situación de menos volumen, solo tiene una opción, el Samsung Galaxy Z Fold3.

Creo que ya queda todo claro, si quieres consumo multimedia, la mejor solución es el Samsung Galaxy Z Fold3. Aunque con 6,7 pulgadas el Samsung Galaxy Z Flip3 se sitúa en una posición increíble, la realidad es que entre los dos, no hay comparación posible.

Productividad: aquí es donde los euros tienen sentido

Si el apartado multimedia era un punto donde veíamos grandes diferencias, ahora llega el punto real, la clave entre la diferencia de estos dos dispositivos. Por un lado tenemos ese terminal compacto y con una pantalla pequeña exterior para revisar puntualmente notificaciones. Por el otro tenemos, un dispositivo con una pantalla 100% funcional en el exterior, y un gran panel en el interior.

Para revisar documentos, leer un correo, o escribir con tranquilidad, las ventajas que tiene esa pantalla de 7,6 pulgadas del Samsung Galaxy Z Fold3 no tienen rival. No hablo entre estos dos dispositivos, sino en el mundo smartphone en general. Es el mejor móvil que puede comprar alguien que por razones profesionales necesite llevar todo en su teléfono siempre encima.

Además, en esta última generación de Fold tenemos el añadido del S Pen. Un modelo propio llamado S Pen Fold Edition, que permitirá darle un punto extra al apartado de productividad, llegar a donde antes era difícil. Si ya los Samsung Galaxy Note con una pantalla un poco más grande que la media y el S Pen, eran un referente en ese campo, el nuevo Samsung Galaxy Z Fold3, le ha dado una vuelta más al juego gracias a su gran pantalla.

Si buscas el mejor dispositivo posible para la productividad, si quieres un terminal para trabajar, si tu smartphone es el centro de tu creativididad, no hay duda, el Samsung Galaxy Z Fold3 es tu única elección.

Conclusiones

Samsung Galaxy Z Flip3

Como veis muchas diferencias entre dos dispositivos pensados para públicos diferentes. Me parece que la vuelta de tuerca que ha supuesto el extra del S Pen en el apartado de productividad ha redondeado más la experiencia del Samsung Galaxy Z Fold3. Lo ha aún definido más hacia el camino que todos veíamos a largo plazo de la familia Fold.

Por otro lado, la diferencia de tamaño y la comodidad de uso de la familia Flip, con el avance de esa pantalla que ahora nos permite hacer algo más que ver el icono de la notificación y controlar la música, pues también se ha potenciado. Está claro que es un dispositivo para usuario exigentes, que quieran una buena pantalla, un gran rendimiento, pero que busquen en el 80% de su día comodidad ante todo.

Evidentemente aquí falta una gran diferencia, el precio. Está claro que ese es un factor diferencial entre los dos dispositivos, pero es que ellos mismos en sí son tan diferentes que tampoco tiene sentido comparar su precio. El Samsung Galaxy Z Fold3 tiene más cámaras, más pantalla, más memoria RAM, más almacenamiento y más batería. Pero por el otro lado, el Samsung Galaxy Z Flip3 no hay nada en lo que sea mejor, porque el trabajo de ingeniería será casi idéntico.

La diferencia de precio es enorme, 1809 euros el modelo Fold y 1089 euros el modelo Flip, pero está justificada. Son dos dispositivos que se deberían comprar por una serie de factores. Si quieres productividad, pantalla y/o consumo multimedia, el Samsung Galaxy Z Fold3 es tu smartphone. Si quieres comodidad de uso y en mano, el Samsung Galaxy Z Flip3 es tu teléfono.

¿Buscas los mejores dispositivos?

Únete a la comunidad de Compra Smartphone

Recibe alertas de precios para tus dispositivos preferidos, accede a ofertas exclusivas y conecta con miles de usuarios añadiendo reviews a tus smartphones.

Crear Cuenta
Regístrate en Compra Smartphone

También te puede interesar

0 comentarios

Deja tu comentario en Compra Smartphone

Sé el primero en dejar un comentario sobre este dispositivo. Tu opinión puede ser muy útil para otros usuarios.

Iniciar sesión

    Compra Smartphone

    Busca, compara y compra los mejores dispositivos y tecnología al mejor precio.

    © 2021 Compra Smartphone. Todos los derechos reservados.